CASA ECCO

Una única pieza translúcida separa el dormitorio del salón, albergando un pequeño vestidor. El acero y el vidrio son los protagonistas de esta intervención que busca aprovechar al máximo la óptima orientación que posee la vivienda para trasladar la luz que invade el salón hacia el vestidor. Así, ambos habitantes se pueden intuir, desde unos espacios que parecen excluyentes a través de un tabique de libros, vidrio y vestidos.

Se usa el color de los revestimientos para diferenciar entre espacios de tránsito y estanciales, volcando estos últimos hacia las terrazas de la vivienda. El pavimento distingue la zona de estar de la zona de tránsito, la interrupción continúa en los paramentos verticales, creando composiciones ortogonales que se combinan con elementos preexistentes en la vivienda.

En el baño principal se decidió reutilizar el alicatado existente, con una colocación diferente y generando un punto de color a cada extremo. Se liberó la zona de los lavabos con un módulo vertical, y ubicando un mueble de acero bajo la ventana, dividiendo ambos lavabos.

Año:

Tags: